Juntas Tóricas

Las juntas tóricas son anillos toroidales utilizados para asegurar la estanqueidad de fluidos (gases o líquidos). Aunque las más comunes son las de sección circular, existen juntas de sección cuadrada, sección hueca (hollow o-rings) o de secciones especiales fabricadas por extrusión y vulcanizado.

El funcionamiento sellante de una junta tórica se basa en la deformación de su sección para adaptarse a su alojamiento. Esta deformación es el resultado del aplastamiento de la junta ejercido por ambas partes de sellado sumado a la fuerza de empuje sobre la propia junta provocada por la presión del fluido.

Es importante diseñar correctamente el alojamiento de la junta (tanto en su forma como en sus dimensiones) de acuerdo con el material y las dimensiones de la tórica, y siguiendo las indicaciones de los fabricantes. De ello dependerá la efectividad de la estanqueidad buscada.

Las juntas tóricas son convenientes tanto para conseguir una estanqueidad entre componentes en reposo (estanqueidad estática) como para obtener una estanqueidad entre componentes en movimiento (estanqueidad dinámica).

 

 

 

 

Juntas tóricas: tipos y usos

Las juntas tóricas varían en dimensión, sección y material. Dependiendo del tipo de estanqueidad (estática o dinámica), del tipo de fluido y de la temperatura de trabajo requerida, se debe seleccionar un tipo de junta u otro. El terrible accidente del transbordador espacial Challenger en 1986 demostró la importancia de una correcta selección e instalación de las juntas tóricas. La desintegración completa de la nave se debió al fallo de una junta tórica alojada en el cohete acelerador sólido derecho.

Las dimensiones de las juntas tóricas se determinan por el diámetro interior y el diámetro de sección (espesor) o forma de la sección.

Es fundamental que el material de la junta sea compatible con la temperatura de trabajo demandada y con la agresividad química del fluido. Además, debe responder a la dureza exigida por la aplicación. Por este motivo, existen numerosos materiales, de entre los cuales se pueden distinguir los siguientes:

  • NBR (goma de nitrilo). Es el material más estandarizado utilizado en juntas tóricas. Soporta temperaturas entre -30 ⁰C y 100 ºC.
  • HNBR (goma de nitrilo hidrogenado). Estas juntas soportan bien el castigo de los fluidos refrigerantes y trabajan de forma óptima entre los -50 ºC y 140 ºC.
  • XNBR (goma de nitrilo carboxilado). Estas juntas ofrecen una mayor resistencia al desgarro y a la abrasión que las NBR y son especialmente aptas para aplicaciones dinámicas.
  • FPM-FKM (caucho fluorado). Conocidas también como juntas de “Vitón” (por el extendido nombre comercial), este tipo de juntas presentan una alta resistencia química y soportan temperaturas de hasta 200 ºC.
  • FFKM (perfluorelastómero). Es el plástico elastómero que brinda mejor resistencia química. Puede soportar temperaturas de 320 ºC.
  • EPDM (caucho de etileno-propileno-dieno). Este material se utiliza para juntas destinadas a instalaciones de fluidos hidráulicos, líquidos de freno, vapores de agua, etc. Es eficaz en condiciones de temperatura que pueden variar entre los -50 ºC hasta los 140 ºC.
  • Silicona VMQ. Se emplea en circuitos de vapor de agua, aire caliente o hidrocarburos aromáticos. Soportan hasta 200 ºC.

Una de las juntas tóricas más sustituidas en un vehículo es la junta del filtro del aceite motor. Una selección errónea del tipo de junta que no soporte la temperatura o presión específica, o una instalación defectuosa pueden conllevar a una avería seria en alguno de los componentes más importantes del coche.

CATÁLOGO JUNTAS TÓRICAS DE TRELLEBORG

catalogo-o_ring-trelleborg

Otros productos

Carrito de compra